Nombre

Que exista una única persona que tome las decisiones respecto de las prioridades del trabajo del equipo y que sea un buen representante de la parte cliente

Descripción

Un ejemplo de una situación con la anti-práctica es el siguiente: el equipo, incluso cualquiera de sus miembros recibe solicitudes de diferentes clientes para resolver sus particulares necesidades, y deben ellos mismos establecer las prioridades para organizar su dedicación a cada solicitud de trabajo.

Se debería "proteger" al equipo del ruido que le puede suponer su exposición directa a las solicitudes de los clientes y al despropósito que conllevaría que el equipo tome decisiones de negocio (prioridades de las solicitudes). Así pues, es importante establecer una barrera entre el día a día del equipo y la nueva demanda que se va generando, debe existir un solo interlocutor que represente a la parte cliente y que le proporcione al equipo las prioridades del trabajo pendiente.

 

Ver mapa de prácticas ágiles