Nombre

Que el equipo sume entre sus miembros las habilidades para abordar todas las actividades necesarias para terminar el trabajo.

Descripción

Un ejemplo de situación con la anti-práctica es el siguiente: algunas de las actividades necesarias para realizar un trabajo deben encargarse a otras unidades, equipos o incluso empresas externas (Outsourcing), y para esto se debe seguir un protocolo de solicitud y entrega de trabajo, lo cual sumado al usual re-trabajo por correcciones de defectos en la entrega ocasiona importantes retrasos.

Esta práctica corresponde al concepto de equipo cross-functional planteado es Scrum. Es indudable que la concentración de ciertas funciones en ciertas unidades en una empresa ofrece las ventajas de la especialización y permite realizar economías de escala, pero como contraparte puede constituir un cuello de botella para terminar trabajo que depende en parte de la participación de dichas unidades, y suele ralentizar el flujo de trabajo por el necesario protocolo de interacción con dichas unidades. La situación es similar en caso del Outsourcing, pero se acentúan los inconvenientes porque existe un contrato con un proveedor y el protocolo de interacción suele ser más ceremonioso. Lectura recomendada Outsourcing y prácticas ágiles: ¿pueden convivir?.

 

Ver mapa de prácticas ágiles