Nombre

Que los integrantes del equipo puedan encargarse de diferentes tipos de actividades (ojalá de todas), aunque puedan ser especialistas en alguna(s) de ellas.

Descripción

Un ejemplo de la situación con la anti-práctica es el siguiente: el único integrante del equipo que realiza una determinada actividad no está disponible o tiene demasiado trabajo en dicha actividad, los otros integrantes del equipo no pueden echar una mano porque no trabajan en esta actividad, debido a esto la actividad se convierte en un cuello de botella para el proceso.

Sin descartar la especialización y los beneficios que ella conlleva, siempre hay trabajos de menor tamaño/complejidad en los cuales no es imprescindible un alto grado de especialización en la actividad que debe realizarse. En este caso podría encargarse de ellos cualquier integrante del equipo, o al menos colaborar con el especialista trabajando bajo su supervisión.

Los métodos ágiles promueven los roles más genéricos para acotar lo menos posible las actividades que puede desempeñar un integrante del equipo. En Scrum en el equipo sólo existe el rol "Desarrollador" el cual se encarga de todo el trabajo técnico. En Extreme Programming respecto del trabajo técnico se reconoce el rol Programador (el cual desde la perspectiva tradicional sería un analista, programador y tester en los niveles unitario, de integración y de sistema), y el rol tester (encargado de las pruebas de aceptación). Obviamente, tener estos roles más genéricos puede entrar en conflicto con las estructura de puestos de la organización, en la cual se suele hacer énfasis en roles más específicos y en sus correspondientes escalas de remuneración.

 

Ver mapa de prácticas ágiles