Nombre

Documentar, pero solo lo estrictamente necesario. Que sea rentable el aprovechamiento de la documentación respecto del esfuerzo asociado a elaborarla.

Descripción

Un ejemplo de situación con la anti-práctica es el siguiente: exigido por el proceso establecido para toda la empresa el equipo se ve obligado a elaborar documentación que saben que no les resulta útil ni a ellos ni a quienes reciben la entrega.

Suele ocurrir, especialmente en empresas grandes, donde se ha hecho una importante inversión para establecer una metodología de trabajo global, y para la cual no se hace una configuración adecuada a las necesidades de cada proyecto. Especialmente en proyectos pequeños se corre el riesgo de sobre-documentar. Lean Development insiste en eliminar toda forma de desperdicio ("waste"), es decir, trabajo que no aporta valor para el cliente. La documentación suele ser una fuente importante de desperdicio de esfuerzo. Cuando el trabajo sufre constantes cambios sobre la marcha, pretender mantener actualizada la documentación puede ser un gran desperdicio. La mínima especificación necesaria para llevar a cabo un trabajo es conocer el criterio de aceptación que aplicará el cliente, cualquier otra especificación requerida para la entrega podría generarse de forma detallada y completa una vez que el resultado adquiera cierta estabilidad, evitando o reduciendo dicho desperdicio.

 

Ver mapa de prácticas ágiles