Nombre

Gestión continua y multicriterio del trabajo pendiente para que esté siempre debidamente priorizado.

Descripción

Gran parte del éxito de un producto o servicio se basa en la adecuada priorización del trabajo de manera que el cliente vea satisfecha sus solicitudes que le aportan mayor valor, o aquellas que tienen un carácter urgente. La adecuada definición del trabajo que debe realizarse también es crucial para asegurar que el trabajo realizado satisface las expectativas del cliente. Así pues, el trabajo pendiente debe estar continuamente priorizándose de acuerdo con los cambios u oportunidades que se presenten en el negocio, junto con la entrada de nuevos trabajos solicitados por el cliente. Salvo urgencias, el trabajo antes de ser abordado por el equipo debería ser definido por el cliente y con apoyo del equipo.

Un ejemplo de una situación con la anti-práctica es el siguiente: reaccionar de forma inmediata ante cualquier solicitud de trabajo llegada al equipo y atenderla, aunque no se trate de algo urgente, sin evaluarla contra el trabajo pendiente e incluso interrumpiendo el trabajo actual. Esto además de afectar la moral del equipo y provocar retrasos, puede llevar a que el producto o servicio que ofrece el equipo pierda el rumbo y no satisfaga globalmente a todos los clientes o usuarios.

Lectura recomendada: Gestión efectiva del Product Backlog.

 

Ver mapa de prácticas ágiles